¿Qué es diseño?

Imprimir

Hace años que quería escribir este post para explicar qué entiendo por Diseño. Incluye una definición de 3 palabras y los elementos, que creo, lo hacen posible. El origen del texto es una clase que di a los alumnos de la Escuela de Alta Gestión de la Universidad Pablo de Olavide en la que hablamos de estrategia. Presentación resumen en SlideShare.

¿Qué tienen en común los productos de Dieter Rams para Braun, los de Jonathan Ive para Apple y una jugada de Zidane? Son creaciones tan inspiradoras que descubres que la mejor definición de diseño es un diseño en sí. Con la misma certeza asumes que la conceptualización que proporciona el lenguaje es necesaria para entender la realidad. Saber qué haces, cómo y por qué es fundamental.

¿Todo producto se diseña? ¿Qué es y qué no es diseño?

Hay muy buenas definiciones. Con algunas puedo coincidir e identificarme, pero ninguna me satisface en contenido y forma. En más de una ocasión, la definición era excelente, pero no llegaba a la matrícula de honor: sobraban palabras vacías de significado (pronombres, conjunciones…)

La mayoría de definiciones son largas, aburridas, abstractas y aplicables a ámbitos muy específicos. Dicho de otro modo…

No encontré una definición de diseño bien diseñada. Así que hace unos años pensé una.

Una buena definición de cualquier concepto es una que resuma con muy pocas palabras la esencia del mismo. En este caso, la esencia de diseñar. El porqué de su existencia. Una definición interdisciplinar. Universal. Sin fecha de caducidad. Imperecedera. Eterna. Y por supuesto, obvia.

Definición

¿Qué es Diseño? Soluciones con belleza José Luis Antúnez

Una obviedad de solo tres palabras. Cualquier otra palabra decora lo dicho con información ya implícita; por tanto: innecesaria.

¿Por qué soluciones y belleza?

Soluciones

El objetivo de cualquier diseño es resolver NECESIDADES en SITUACIONES concretas tanto del usuario (humano, animal, vegetal) como del producto (espacio, pieza, contenidos…):

  1. Entre esas NECESIDADES, diseñar abarca el cómo funciona por dentro y por fuera.
  2. Cuando hablo de SITUACIONES me refiero al contexto y soporte en y para: lugares físicos, aparatos, ropa, papel, webs… cabe todo.

Diseño es soluciones con belleza. ¿Por qué con belleza?

Belleza

Es el ingrediente secreto, aunque sea invisible, que hace que el producto trascienda más allá de su funcionalidad y la que hace que el usuario paladee el placer gratificante de la experiencia de uso.

Sin belleza no hay diseño. Son soluciones con forma. Formas funcionales, con cierto criterio y lógica; pero forma.

A esas soluciones con forma se ha llegado a través de un proceso de diseño cuyo resultado no es tal. Es como cuando pintas un cuadro y dices que es arte. Si lo hizo Picasso no hay duda. Si lo hacemos muchos de nosotros seguro que no. Soy consciente de que es una premisa exigente. Crear algo que va a ser usado es ya un ejercicio de responsabilidad que requiere de una gran exigencia.

La belleza es un concepto estético muy subjetivo y cultural. Hay muchos tipos de belleza, en composición y en emociones. Unas transmiten deseo de compra y estatus (como la de Apple)… y otras son asépticas, anónimas, invisibles hasta un punto que pasan desapercibidas (como la de Google). Todas son buenas y válidas según producto, funcionalidad, usuarios y contenidos; pero hay dos elementos universales para considerar a algo bello: la armonía y la admiración.

Armonía

¿Qué es la armonía? Bienestar y confianza estética. La armonía se consigue con el equilibrio de las proporciones entre las distintas partes de un todo. Es un concepto universal. La armonía implica transparencia, equilibrio, consistencia, contraste y en muchos casos aunque no siempre, simetría. Conceptos que se pueden aplicar con pequeñas variaciones según los mapas mentales y culturales de los usuarios.

La armonía nace en el plano visual y llega casi de forma automática al cognitivo.

Admiración

El otro elemento universal para considerar a algo bello, además de la armonía, es la admiración. La admiración, en un plano estético, es la satisfacción contemplativa. Y si hablamos de diseñar, además de la satisfacción contemplativa, es la satisfacción de uso que nace del amor por los detalles.

Si solo hay armonía, sin satisfacción contemplativa y de uso, el producto no tiene diseño. Es una solución con forma. Como decía, es una premisa exigente pero es lo que pienso.

¿Qué es un gran diseño? Se experimenta instantáneamente. Es ese “¡Woow!” cuando ves algo bello. Y el ¡Woow! es la armonía y la admiración (la satisfacción contemplativa y de uso) en su estado máximo. Diseño es soluciones con belleza.

¿Qué otros elementos si entramos a analizar soluciones y belleza hacen posible un buen diseño?

  1. Interacción
  2. Decisiones
  3. Ética
  4. Arte
  5. Resultados

1/5.- Interacción

Las soluciones se usan. Los productos se idean para ser usados y se diseñan para ser fácilmente usados. Diseño es interacción. Personas. Contenidos. Personalización.

Interacción entre el producto y la persona. Interacción entre los usuarios. Interacción con los contenidos.

2/5.- Decisiones

¿Cómo se llega a una solución? Con decisiones. El diseño está al servicio del usuario y del producto. Para un buen diseño hay que priorizar básicamente 3 decisiones en los 5 planos que considero que hay en su desarrollo:

  1. Sencillez… en el cómo se ve.
  2. Claridad… en el cómo se usa.
  3. Eficiencia… en el cómo es que es la suma del cómo se ha hecho + cómo funciona + cómo se mantiene.

Sencillez (Cómo se ve)

El rococó, las hombreras y el tunning han hecho mucho daño

La sencillez en el aspecto exterior permite una mayor comprensión del producto y elimina el estrés lógico a lo nuevo, a lo desconocido.

En una sociedad en la que cuánto más tienes más vales, la simplicidad, la sencillez, la sobriedad… parecen valores menores y no es así. El rococó, las hombreras y el tunning han hecho mucho daño.

¿Cuántos productos muy recargados conoces que hayan aguantado el paso del tiempo? ¿Y cuántos conoces con un diseño aparentemente muy sencillo que hayan aguantado décadas, siglos?

¿Un traje de lentejuelas que solo se puede poner en ocasiones muy concretas o un sobrio Chanel negro que vale para cualquier ocasión del día y la noche?

Decía Leonardo Da Vinci: La simplicidad es la más elevada sofisticación. Es una frase con mucho más encanto que el famoso “Keep It Simple, Stupid”.

Claridad (Cómo se usa)

La anticipación a NECESIDADES sin ornamentos que distraigan

¿Qué es la claridad? Para mi es sinónimo de usabilidad y es la anticipación a NECESIDADES sin ornamentos que distraigan. Una anticipación visual y mental (que incluye objetivos y predicciones de uso). Corresponde al aspecto exterior (diseño visual/gráfico/estético) y al diseño de la información.

La claridad es la armonía funcional e igual que la armonía visual que antes mencionábamos implica transparencia, equilibrio, consistencia y sobre todo contraste. Y es que un ingrediente clave para conseguir claridad es la diferenciación.
Por ejemplo, un caso obvio: si en una web el color de los textos es negro y los enlaces están subrayados en azul, para el usuario será más fácil identificarlos. ¡Eso es contraste! ¡Diferenciación!

Por tanto, sin claridad no se llega a comprender y a usar sastisfactoriamente el producto que puede ser desde un edificio como una página web. Sin claridad no hay soluciones buenas. Sin claridad no hay buen diseño.

¿Cómo se alcanza esta claridad? Con la sencillez visual que detallábamos y resolviendo las principales demandas de información desde el primer momento de una manera constante conforme vayámonos adentrándonos en las diferentes capas del producto.

Eficiencia (Cómo es)

Si vamos a la Wikipedia nos dirán que eficiencia es la capacidad de lograr el resultado deseado con los mínimos recursos posibles. Desde un punto de vista económico, nos dirán que es la relación entre los resultados obtenidos (ganancias, objetivos cumplidos…) y los recursos utilizados.

Para la Física, es la relación entre la energía útil y la energía invertida.

Amor entre el cómo se ha hecho, cómo funciona y cómo se mantiene

Para mi, la eficiencia en términos de producto, es respeto. Es la relación de amor entre la fabricación (el cómo se ha hecho), el funcionamiento (cómo funciona por dentro) y el mantenimiento (cómo de fácil se mantiene). Es un vals en el que las tres partes van al ritmo del Danubio azul. Es el rumor del agua fluyendo en la naturaleza…

Si las entrañas y materiales del producto (sea un aeropuerto, un móvil, una web, un traje…) impiden o condicionan a peor el aspecto visual, no está bien diseñado. Si las entrañas y materiales del producto encarecen innecesariamente el precio final, si requiere de mucho gasto energético en partes no fundamentales y además contaminan demasiado, no está bien diseñado.
Si es muy laborioso mantener en buenas condiciones cualquier producto tanto por parte de los usuarios como de los creadores para en el futuro hacer nuevas versiones, es que no está bien diseñado.

La eficiencia afecta al plano interno y externo. Consiste en crear algo desde el pasado para que funcione en el presente y aguante el martillo del futuro lo más dignamente posible.

Un ejemplo de eficiencia en la web: diseña los textos para que encajen igual de bien en diferentes idiomas. ¿Cuántas webs has visto que descuadran cuando cambias la versión a otro idioma o usas el traductor de Google? Si no descuadran, es eficiencia.

Hemos hablado de sencillez, claridad y eficiencia como las 3 decisiones para crear un buen diseño. Dieter Rams dijo una frase que las resume muy bien: “El buen diseño significa el menor diseño posible”.

3/5.- Ética

Después de todo lo comentado, sería muy obvio decir que diseñar es una deliciosa actividad estoica que persigue la felicidad y el placer del usuario. Si dejamos a un lado a los epicúreos y a los hedonistas, es una cuestión que va más allá: libertad, honestidad, progreso.

Libertad

Desde el momento en el que el usuario usa tu producto, el dueño es él. Hazle sentir como en casa. Crea un diseño humilde (que no pobre). No le domines con formas y colores que sea al revés. No le hagas pensar y si lo haces, hazle sentir inteligente con una solución que le sorprenda. Sí, de vez en cuando hay que sorprenderle. Déjale respirar a través del diseño visual y de contenidos (que no estén apretados como en el camarote de los hermanos Marx). El famoso espacio en blanco del diseño web.

Genérale autoconfianza, seguridad. Hazle sentir poderoso. En la moda, esto lo hacen a la perfección. ¿Cuántas veces te has puesto un pantalón o un jersey y te has sentido más guapo, inteligente, seguro?

La experiencia de disfrutar usando tu producto eleva tu producto a un nivel superior. Te hará ganar dinero.

En resumen, ¿Cómo se consigue esa sensación real de libertad? Conociendo y empatizando con el usuario. Siendo honesto con él. ¿Y cómo somos honestos?

Honestidad

¿Qué es la honestidad en diseño? ¿Qué le pedimos a un móvil, a una web, a un aeropuerto…? Ante todo que funcione y resuelva las principales demandas de información del usuario rápidamente. En no hacerle gastar más dinero del necesario. Un producto sin obsolescencia programada que aguante el paso del tiempo y sea cómodo/barato mantenerlo. Resistente. Honestidad es permitir la personalización de los contenidos a través de los elementos antes mencionados: belleza, sencillez, claridad, eficiencia…

Honestidad también es que el producto, de un día a otro, no sufra un rediseño radical que lo haga irreconocible. En este caso, hay escalas y no es lo mismo rediseñar completamente un producto pequeño como un blog que una web muy grande. Los cambios en productos muy grandes y/o con muchos usuarios se hacen disimuladamente. Poco a poco.

Honestidad es todo eso y algo más… Responsabilidad social. Ética del progreso.

Progreso

¿Cual fue el primer diseño de la Historia? ¿Una piedra afilada para cazar? ¿Una fogata? ¿Una antorcha? Diseñar es conocer. Es progreso. Conocimiento. Desarrollo económico y social. Es factor clave para alcanzar cuotas de igualdad, justicia, solidaridad, accesibilidad… Sin diseño aún estaríamos en la Edad de Piedra. ¿El registro de patentes, hoy día, favorece o retrasa la innovación? ¿Es un freno a una riqueza mejor?

Es un debate que daría para mucho, pero vamos a entrar en otra controversia apasionante.

4/5.- Arte

¿El diseño es arte? ¿Un mal cuadro es arte, pero malo? ¿Un gran diseño es arte y del bueno? Sí, sin ninguna duda. Es creatividad, emociones, evocación.

A través de estos tres atributos (creatividad, emociones y evocación) que comparten ambas actividades he llegado a tres conclusiones:

  1. Los artistas y los diseñadores no siempre hacen piezas maestras. Estamos rodeados de tanto mal diseño en nuestra vida cotidiana y es una disciplina tan masiva que no ha trascendido a los niveles del arte.
  2. El diseño no es decoración. La decoración no construye ni condiciona el funcionamiento del producto ni la experiencia de usuario. Diseñar, sí.
  3. Ambas disciplinas son subjetivas. El arte es experiencial. En el diseño prima lo funcional. El gran diseño es funcional y experiencial. Incluso uno invisible, genera emoción (Google y la satisfacción de uso). Sí, el gran diseño es arte.

    ¿Por qué es arte? Los diseñadores crean nuevas realidades igual que los artistas, pero además las mejoran y transforman desde la interacción con los usuarios. Como ya hemos visto el diseño se usa. Por tanto, si el gran diseño nos genera experiencias subjetivas y evocadoras, además de hacernos la vida más fácil, podríamos a llegar a definirlo, incluso, como un arte superior. ¿Es una afirmación atrevida? :)

Desde un punto de vista creativo, ¿qué diferencia a la arquitectura de la creación de un móvil? El objetivo es igual de funcional. Únicamente, la Historia decidió que hay siete artes y la arquitectura es una de ellas.

Para mi, la arquitectura no sería un arte en solitario. Pertenecería al arte del diseño y seguiríamos teniendo 7 artes: la música, la pintura, la literatura, la danza, la escultura, el DISEÑO y el cine.

Si ya entramos a compararlos. El diseño es el arte total en materiales, formas, intenciones, costes…

Pero, volvamos al principio. ¿Dieter Rams, Jonathan Ive, Zinedine Zidane… no son artistas? ¿Zidane, por futbolista, queda descartado? Cualquier persona que cree soluciones con belleza que genere beneficios colectivos, es decir para otros usuarios, es un diseñador; aunque no se le considere.

¿El mejor ejemplo de diseño como arte? El uso de la simetría y la geometría por los grandes pintores del Renacimiento. La proporción aúrea. El hombre de Vitruvio

5/5.- Resultados

Por último, y no menos importante. Diseño son resultados. Satisfacción :) = Rentabilidad $.

El arte es claramente subjetivo (te gusta o no te gusta). A partir de ahí, el mercado crea una demanda y fija el precio de la obra. El diseño, además de ser un arte, tiene métricas más claras. También tiene una parte de subjetividad, pero los resultados son objetivables: cantidad de usuarios, ventas…

En definitiva, números que no parten de una subjetividad inicial como en otras artes. ¿La frialdad de las matemáticas rompen el encanto de lo artístico? No nos engañemos. No son enemigos de la creatividad ni de la inspiración. Al contrario, aporta difusión, atractivo… Valor.

¿Qué papel tiene el diseño en tu decisión de compra y uso? Estaremos de acuerdo que, a priori, mientras el precio sea razonable genera más ventas, credibilidad, reputación…

Conclusión

En tiempos disruptivos, el diseño se ha prestigiado. Es un factor económico decisivo.

Las élites, históricamente, no le adjudicaron el glamour de la pintura y la música o la majestuosidad de la arquitectura por ser una actividad milenaria de principalmente objetos pequeños y cotidianos Esta consideración ha cambiado, fundamentalmente, gracias a los retos que los diseñadores han resuelto en el siglo XX.

El dirigente de empresa (especialmente tecnológica) debería pensar más en diseño. Muchos CEOs deberían ser diseñadores.

Las empresas con CEOs que tienen una visión muy profunda de la cultura hacker y de qué es diseño son más innovadoras. El ejemplo más evidente es Steve Jobs.

Diseño limpio = Objetivos claros.

Piensa en diseño. Da sentido a la suma de los pequeños detalles. Haz soluciones con belleza. El mundo de nuestros hijos será mejor.

Extra

Hace unos meses abrí el canal Inspiración en Vimeo. 3 vídeos que resumen con imágenes lo expuesto:

8 Comentarios

  1. 1 Máximo

    Un señor post, Jose Luis.

    Hablar del Diseño, así, en mayúsculas y sin adjetivos siempre es una tarea difícil pero estoy de acuerdo con tu definición. Es una definición que cumple lo que define, además. Es limpia, clara y eficaz. Y digo limpia y no sencilla porque, y aquí discrepo, no creo que todo diseño tenga que ser sencillo pero sí que todo diseño tenga que ser limpio. La belleza también se aprecia en letterings ornamentales que no siendo sencillos sí que son limpios. Cierto es, que en diseño industrial esto es algo más difícil de lograr, por ejemplo.

    Repito. Gran post que invita a la reflexión.

  2. 2 Celestino Boge

    I.D.E.A.R genial . Me parece que tienes las ideas tan sumamente claras , que a partir de ahora lo único que esperamos de tí es que nos sorprendas cada día con algo maravilloso.

  3. 4 Amalio Rey

    Estimado Jose Luis:
    ¡¡vaya curro, colega!! Muy bien escrito y argumentado. Esa definición integradora de “Diseño = Soluciones + belleza” me parece bella en sí misma porque tiene el atractivo de la simplicidad. Y toda la explicación posterior, con la combinación de IDEAR también me parece muy certera. Solo permíteme matizar un aspecto de tu reflexión. El tema sería largo de desarrollar en un comentario, porque me temo que más que una matización, es una revisión profunda de lo que se ha entendido toda la vida como “Diseño”.
    Por ser breve, creo que al título del post le falta la frase “de productos”. Lo que tú defines en la entrada, de un modo excelente, es “¿Qué es diseño de productos?”, pero es que hay mucho “diseño” que no es de productos, sino de intangibles (service design, social design, business model design, etc.). Desde la emergencia del Design Thinking, nos hemos replanteado lo que significa el “Diseño”, como metodología para innovar. Estamos escapando de la visión del diseño como algo “objetual”, y por eso quizás vendría bien que en tu definición tengas en cuenta esta tendencia, reinterpretando el diseño como una metodología para rediseñar experiencias.
    Lo de la “belleza” es algo muy interesante. Aporta valor, y creo que el diseño de intangibles no debería descuidar la belleza, entendida ésta en un sentido amplio que supere por mucho lo estético, y favorezca atributos como la simplicidad, la empatía, la construcción de narrativas, la sensibilidad, y un largo etcetera. Pues nada, perdona el rollo. Solo quería que contemplaras tambien esa otra parte del diseño que no es de productos, sino de intangibles, y que tan bien se explica desde la escuela del Design Thinking. Aquí tienes una pista, y perdona que me autocite: http://www.amaliorey.com/2012/02/26/mi-faq-sobre-design-thinking-post-286/
    Enhorabuena, ¡¡buen trabajo!!
    Seguimos la reflexión…
    un abrazo :-)

  4. 5 Luis Rull

    ¿Es más técnica, ejecución que arte, creatividad? Sabes que me encanta que no deslindes que una buena apariencia necesita también una buena experiencia de uso. Me lo inoculaste hace años y todavía no puedo quitármelo de la cabeza.

  5. 7 oscar r. villalobos

    racional, ético, social y estético. Los cuatro ejes que debieran definir al hombre. Brillante!

  6. 8 Yainibel

    wuao! de verdad que este post me aclaro varias dudas! soy estudiante de diseño gráfico y estoy totalmente de acuerdo! absolutamente TODO es diseño y tiene que cumplir una utilidad,funcionalidad y belleza. ¡Genial! gracias por el post

Emprendedores tecnológicos de Sevilla

Desde hace un tiempo ayudo gratuitamente a personas menores de 30 años y a nuevos negocios que estén en Sevilla. Si crees que mi experiencia en negocio y diseño te puede ayudar, hablemos.